El insomnio, ese monstruo nocturno en nuestras vidas

Otras temáticas

El insomnio, ese monstruo nocturno en nuestras vidas

El insomnio es un trastorno del sueño, dentro de este trastorno, se encuentran la parasomnia y la disomnia

Desde muy temprana edad, podemos evidenciar que comienza nuestro miedo a la oscuridad, pensamos que algún monstruo está escondido debajo de nuestra cama, y que mientras dormimos saldrá a atacarnos. 

Por buena fortuna, estos monstruos son ficticios, producidos por un episodio imaginario, pero que aun siendo imaginario nos provoca alteración a nuestro descanso al dormir. El verdadero monstruo que nos hace padecer es el insomnio

El insomnio es un trastorno del sueño, dentro de este trastorno, se encuentran la parasomnia y la disomnia. En la parasomnia aparecen acontecimientos atípicos que van asociados al sueño, como lo son las pesadillas. En la disomnia, se altera la calidad, horario y cantidad del sueño. Por lo que el insomnio se establece dentro de las disomnias. 

Insomnio y sus manifestaciones

Existen personas que son de buen o mal dormir, presentan distintos patrones de sueño, así mismo, hay indicativos específicos cuando una persona padece de insomnio.

La principal característica que se evidencia en una persona que sufre de insomnio es el malestar a la somnolencia, como consecuencia de la falta de sueño.

Para saber si en realidad sufrimos de insomnio o de una simple noche de desvelo, los profesionales indican, que para considerarse insomnio debe ocurrir al menos, 3 noches por semana o más, por un tiempo de 3 meses. La persona que sufre de insomnio, suele despertarse temprano, así se haya quedado dormida muy tarde.

Se puede diferenciar el insomnio de otros problemas del sueño 

Tal y como mencionamos, el insomnio está catalogado dentro del trastorno de sueño de insomnio. En esta la persona puede dormirse normalmente, pero presenta dificultad con el horario, la calidad y la cantidad del sueño. 

Para poder diferenciar otros trastornos de sueño del insomnio, es fundamental conocer los que existen. Aun compartiendo el mismo mal, no vienen causados por lo mismo. Por esto, veremos cuales son los problemas que presentan:  

.- La narcolepsia 
.- Desorden del sueño relacionados con la respiración, como la hiperventilación o la apnea. 
.- Trastorno del sueño no específico como mioclonus nocturno o piernas inquietas. 
.- Hipersomnia primaria, como lo es el síndrome de Kleine-Levin. 
.- Trastornos de ritmo cardiaco  
.- Trastornos secundarios del sueño, derivados de enfermedades. 
.- Trastornos por consumo de algunas sustancias que afecten la calidad y cantidad del sueño, como fármacos, drogas o cafeína. 

Una vez que son descartadas algunas de estas causas, se puede establecer, que nuestro insomnio es primario. Esto quiere decir, que no es ocasionado por ningún trastorno psicológico u otra causa orgánica. En algunas situaciones, el insomnio podría aparecer, por ejemplo, por la depresión, de ser así, esta debe ser tratada de forma distinta al insomnio aislado. 

Efectos del insomnio 

El cansancio por falta de sueño es totalmente exasperante para la persona que la padece. Se hace presente la fatiga acumulada, que hará que aparezca la apatía, cansancio, falta de concentración o irritabilidad.  

La falta de un sueño reparador, incide directamente en nuestra vida, en la energía que necesitamos para realizar una rutina diaria. Esta falta de energía puede influir mucho afectando nuestras relaciones personales, en la familia, el trabajo, amigos y relación de pareja. La falta de sueño nos afecta en nuestro aprendizaje, memoria y capacidad de reacción.  

Tratamientos para el insomnio

Siempre lo más conveniente es consultar con un profesional y poder detectar el insomnio en el individuo. En caso de insomnio grave, el especialista podría recetar algún medicamento, sin que cree una dependencia.  

Algunas de las técnicas utilizadas para el insomnio son: 

.- Restricción del sueño: esta técnica consiste en restringir el horario de sueño, por un periodo de pocos días, hasta que la persona logre dormir a la hora que desee. El tiempo de sueño no debe ser reducido a menos de 4 horas diarias. 

.- Control de estímulos: este trata en controlar el ruido del sitio donde dormimos, la temperatura, tratar de realizar otras actividades como ver una película o estudiar. Se recomienda leer antes de dormir, el leer en muchas ocasiones propicia el sueño debido al estado de relación, ahora bien se debe tratar de leer fuera de la cama. 

.- Higiene del sueño: educación con respecto a los hábitos correctos que favorecen el sueño (practicar un deporte, evitar el alcohol, una buena alimentación) 

.- Intención paradójica: esta consiste en contradecir nuestro deseo. Si pensamos que debemos dormir, realmente pensamos lo contrario, pensaríamos en mantenernos despiertos. Se ha comprobado que esta conducta cognitiva paradójica termina por inducir el sueño. 


Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top