Dislexia en adultos: características

Otras temáticas

Dislexia en adultos: características

La dislexia es un trastorno que generalment cuando comienza a temprana edad es considerada de subtipo evolutivo

La dislexia es un trastorno que generalmente cuando comienza a temprana edad es considerada de subtipo evolutivo, sin embargo, también puede aparecer durante la edad adulta y considerada de subtipo adquirido; en este caso puede aparecer como consecuencia de cualquier traumatismo o accidente cerebrovascular. Clínicamente, se evidencia con problemas de lectura y/o escritura  adicionando, omitiendo o sustituyendo letras y también con problemas para realizar cálculos matemáticos (discalculia). 


La dislexia puede ocasionar graves problemas emocionales si no se atienden a tiempo por un profesional especializado manifestándose incluso hasta la edad adulta.   
En cuanto a la dislexia se han identificado tres tipos específicos: 

  • Fonológica. Se refiere a la dificultad para leer palabras largas, novedosas, poco frecuentes o pseudopalabras.
  • Superficial. La lectura de pseudopalabras es buena, pero tienden a caer en errores por sustitución de letras, confusión de palabras homófonas o por omisión.
  • Profunda. Se ven afectadas las vías fonológicas y visuales que generan errores en palabras función, además de equivocaciones semánticas y problemas en la lectura de pseudopalabras.


La gran mayoría de los síntomas que presentan los adultos con dislexia provienen de la niñez. Entre los principales síntomas que pueden presentar los adultos con dislexia se puede mencionar: 


Problemas de adaptación en los puestos de trabajo cuya exigencia en cuanto a la carga de trabajo es elevada, orientadas a actividades o tareas manuales/automatizadas en contradicción con aquellas que necesitan más atención a demandas múltiples o redacción de informes para complacer exigencias administrativas de la empresa   

Como consecuencia de esto generalmente, estas personas temen ser  ascendidos a puestos donde el nivel de responsabilidad pueda fluctuar continuamente, debido a que la persona puede tener una enorme desconfianza de sus capacidades con respecto a lectura o estructuración de textos que implica la perdida de oportunidad de ascensos en la empresa. 

Generalmente, las personas con problemas de dislexia tiene una disminución importante de la autoestima que le genera un desempeño deficiente en muchas tareas o actividades cotidianas. 

Cuando la persona no recibió un diagnóstico y tratamiento durante la niñez este problema se hace más agudo durante la adultez.  Si este tipo de problemas se detecta a tiempo se atribuye a los fallos del trastorno del aprendizaje y no a otras posibles causas, como la inteligencia limitada o pereza que puede ser que comprometan la imagen de la persona. 

Comúnmente,  una persona adulta con dislexia paso por procesos de bullying por parte de sus compañeros por sus problemas para leer y escribir apropiada y correctamente y en muchos casos los mismos maestros y profesores por desconocimiento de la presencia del trastorno en el niño, contribuyen a la perdida de percepción que en la niñez tenían acerca de sí mismos y de sus capacidades. 

Las experiencias vergonzosas primarias durante la niñez pueden ocasionar que el adulto cuestione su inteligencia y se llene de inseguridades que alimentan su autoestima de manera negativa. 

Estas experiencias de vergüenza, primitivas por el momento de la vida en las que tuvieron lugar, pueden hacer que el adulto cuestione su inteligencia y crezca entre inseguridades que moldeen negativamente su autoestima. Adicionalmente, estas situaciones  conducen a que aparezcan trastornos del estado de ánimo y ansiedad. 

Otro síntoma importante es la gran dificultad que tienen para leer, en general manifiestan que las letras parecen moverse o vibrar dificultando la comprensión de textos más o menos extensos, repitiendo líneas que ya leyó o saltando algunas y dejándolas sin leer.  En el caso que el tipo de letra, color, tipografía de las letras cambie se acentúa aún más el problema de lectura. 

Así mismo el ritmo de la lectura se ve afectado, tanto mentalmente como en voz alta. Por ello, les lleva mucho más tiempo leer y estudiar un documento. Las personas  con dislexia son torpes para pronunciar las palabras, las sílabas de cada palabra se acentúan excesivamente e  ignora los signos de puntuación alterando la fluidez. La lectura finalmente es forzada y errática evitando que lo leído sea recordado o entendido.  

Por ello debe leer muchas veces el texto, sobre todo cuando el texto está cargado de extranjerismos, polisílabos, vocablos infrecuentes, neologismos y tecnicismos. Ante la presencia de este tipo de términos se les hace muy difícil sacar las ideas principales y secundarias del texto, complicando realizar un resumen. 

Adicionalmente, presentan dificultad para reconocer como articular el sonido de ciertas letras en concordancia con las reglas gramaticales. 

La mayoría de las personas con dislexia presentan dificultad grave para leer y por ello nunca llegan afianzar hábitos de lectura inclinándose por actividades que no requieren de tanto esfuerzo consciente y que sean más espontáneas.  Difícilmente la lectura o literatura crea interés para un adulto disléxico. 

También presentan problemas a la hora de escribir, generalmente lo hacen de manera lenta con una caligrafía sin sentido estético, confunden el trazos de las letras que son parecidas, para ellos la redacción de un párrafo se hace tedioso, laborioso y muchas veces imposible. 

Al copiar un dictado tienen muchas dificultades, escuchar y escribir al mismo tiempo es muy complicado para ellos. En cuanto a la ortografía se ve muy afectada, con frecuencia se observa la omisión de palabras dentro las frases u oraciones y la presencia de letras dentro de las palabras que hacen muy difícil su lectura y comprensión. 

Tienen dificultad para identificar rápidamente la parte derecha e izquierda de su cuerpo. Sin embargo este síntoma no se presenta en todos los casos ni es exclusivo en casos de dislexia. 

Las personas adultas con dislexia por lo general  no tienen problemas para comunicarse verbalmente, sin embargo en algunos casos se demoran en dar respuesta a una pregunta que les formulen y tienen mucha reserva para expresarse o hablar ante público debido al conflicto emocional generado por las burlas de sus compañeros durante la ejecución de lecturas en voz alta. 

Tienen problemas para organizar información secuencialmente, es muy difícil para ellos unir las partes de un discurso verbal de manera serial. Esta dificultad puede llevarlos a problemas en su vida cotidiana como olvido de citas, problemas para comprender instrucciones o procedimientos y mucha desorganización. 

Los problemas de atención también se hacen presentes en adultos con dislexia lo que les hace imposible mantener la atención continua en una actividad o situación. Además, cuando están sometidos a muchos estímulos exteriores a su alrededor se les hace muy difícil sostener la atención por ejemplo a un mensaje. 

Las personas con dislexia con el tiempo se dan cuenta de que pueden procesar  la información verbal  de mejor forma cuando llegan a estructurarla mediante esquemas visuales pues perciben mejor las imágenes que las palabras.  Por lo general les cuesta aprender conceptos nuevos, pero recuerdan las caras más que los nombres. 
 


Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top