Otras temáticas

Videojuegos y salud mental

El juego es un comportamiento que se da en varias especies y en el ser humano tiene un papel importante. Es uno de los principales indicadores de salud mental en el niño mediante el cual aprenden patrones de comportamientos, maneras de vincularse, etc.

El juego es un comportamiento que se da en varias especies y en el ser humano tiene un papel importante. Es uno de los principales indicadores de salud mental en el niño mediante el cual aprenden patrones de comportamientos, maneras de vincularse, amplían su vocabulario; así como también, ayuda al desarrollo psicomotor de estos. Es una actividad que permite la expresión emocional y en el cual aprenden a solucionar problemas. El Juego no es solamente un fenómeno recreativo; es un acto socializador. Pero; los niños no son los únicos que juegan. Los adolescentes, jóvenes, adultos e incluso las personas mayores también lo hacen; solo que, las formas y los modos de juegos cambian con la edad, así como también con la época social en la que se vive.

Los videojuegos hoy en día son una modalidad de juego transgeneracional (pueden ser usado por personas de todas las edades); son llamativos tanto por el impacto visual que tienen en nosotros, así como por las diversas temáticas que contienen. Los videojuegos son un tema que están en boca de todo el mundo por el impacto que estos causan. Pero ¿qué sabemos de ellos?

La asociación americana de psicología (APA) ha llevado a cabo diversos estudios para poder entender cuál es el impacto que tienen los videojuegos en nuestro comportamiento y procesos cognitivos. Estos estudios han demostrado que los videojuegos pueden proporcionar elementos que ayuden a mejorar nuestro aprendizaje, salud y beneficios sociales; ya que, Ayudan al fortalecimiento de habilidades cognitivas tales como la navegación espacial, el razonamiento, la memoria, la percepción, la creatividad y a la resolución de problemas. También, promueven la relajación, la mejora del estado del ánimo y a evitar la ansiedad. Hay estudios que hablan de que posiblemente jugar videojuegos puedan también apoyar al desarrollo de estrategias de resiliencia.

Sim embargo también hay evidencia que demuestra que los videojuegos violentos se asocian significativamente con el aumento de comportamientos, pensamientos y afectos agresivos; así como también a la disminución de comportamientos prosociales. Aunado a esto, los altos niveles de exposición a videojuegos con temas de violencia han tenido relación con comportamientos delictivos y de peleas en la escuela.

Sin embargo, los investigadores de la APA resaltan que no existe evidencia sólida para afirmar que los niños sean más vulnerables que los adolescentes y adultos; o que los hombres se vean más afectados que las mujeres. Así como también, resaltan de que hablar de que exista una alta correlación no es sinónimo de que los videojuegos sean causantes de la aparición de comportamientos violentos; ya que, debemos recordar de que la violencia se debe a fenómenos multicausales.

¿Es malo o bueno para nuestra salud mental jugar videojuegos? Realmente ante esta pregunta sólo podemos decir que todo en exceso es perjudicial para la salud; en el caso de los menores de edad, los padres deben de estar atentos de lo que juegan sus hijos para que estos no estén expuestos a contenidos inadecuados a su edad; y en el caso de los adultos, exponerse constantemente a imágenes violentas también genera alteraciones en nuestra forma de pensar y comportamientos. jugar debe ser actividad que nos ayude a crecer como personas y no en un fenómeno que nos genere problemas.


Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top