Las expectativas ¿son buenas o malas?

Otras temáticas

Las expectativas ¿son buenas o malas?

Las expectativas son lo que queremos ser o apuntamos ser, como quiero que los demás me vean, como quiero mostrarme, por lo que en las expectativas influye lo que los demás esperan de nosotros o creemos que quieren.

 Las expectativas son lo que queremos ser o apuntamos ser, como quiero que los demás me vean, como quiero mostrarme, por lo que en las expectativas influye lo que los demás esperan de nosotros o creemos que quieren. 

     Teniendo en cuenta lo anterior, es claro que como seres humanos se vive en sociedad, por lo que es necesario el relacionarse y las expectativas influyen al momento de ello y de accionar, más cuando no se tiene una adecuada estabilidad emocional y seguridad, necesitando la aceptación de los demás, teniendo pensamientos como “quiero ser…, quiero que vean…, necesito que me acepte…”, los cuales se pueden convertir en hostiles, lo que poco a poco van generando la necesidad de dejar de ser quien se es, por buscar la manera de encajar en un contexto y ser aceptado por los demás, llegando al punto de compararse contantemente,  teniendo sentimientos de inferioridad, pues es más importante el miedo al abandono a la perdida que su propia aceptación. 

     Todo ello, lleva a poner en primer lugar a los demás ya sea familia, pareja o amigos, siempre buscando satisfacer el deseo de los otros, dejando a un lado lo que se quiere como individuo, así evitando sentirse abandonado y poco merecedor, estas expectativas llevan a creer que no se puede o merece ser amado por cómo se es, por lo que es necesario siempre hacer lo que se cree que los demás esperan, quieren o necesitan, son ideas construidas a partir de la relaciones con los demás, experiencias donde se evidencia que se debe ser diferente, que el ser quien es no es aceptado, por lo que en el inconsciente se ha forjado la idea de no ser suficiente para que alguien se quede contigo, para ser importante, para ser notado, para ser amado. 

      Esas ideas, expectativas, los miedos, la necesidad de aceptación, miedo al abandono, miedo al rechazo inicia en el contexto familiar, pues son ellos como primer contacto con el mundo quienes refuerzan esos sentimientos ya sea para bien o para mal, si en la familia se evidencia rechazo por ser quien se es, y es más fácil la aceptación cumpliendo expectativas, generando acciones para agradar a otros así se crece y se genera las relaciones con los demás, buscando siempre llenar expectativas para no ser abandonados o rechazados. 

     Siendo al final de todo seres desconocidos para sí mismo, infelices pues se está en la búsqueda de la felicidad del otro, incapaces de tomar acciones por si mismos, siempre teniendo primero la necesidad de aceptación o necesitando que cada deseo o acción a tomar sea revisada o evaluado por alguien para darle ese visto bueno y poder accionar, y así poco a poco se va perdiendo el sentido de quien se es, siendo una reunión de expectativas de los demás, y al momento de enfrentar situaciones desconocidas no se logra hacer de la manera correcta porque no tiene las herramientas para ello.

     Por lo que es importante empezar a conocerse, a darse valor a sí mismo, a sanar heridas de la infancia que llevan a tener esas necesidades y miedos para avanzar por sí solo, todo esto con ayuda de profesionales en psicología.

     Finalmente, podemos decir que las expectativas, esa construcción de un yo ideal ante los demás, creyendo que se puede hacer lo que los demás esperan son malas o quizás dañinas para una adecuada estabilidad emocional, para una aceptación y relaciones interpersonales adecuadas, pues esa personalidad, ese ser, esa persona que se ha construido no está sana y no sabe quién realmente es. 


Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top