Algunas ideas equivocadas sobre mindfulness

Últimamente se habla mucho de esta técnica, el Mindfulness pero es posible que podamos tener varias dudas o ideas equivocadas si no nos han informado bien de qué se trata: 

  1. NO es dejar la mente en blanco
    En ningún momento pretendemos dejar la mente en blanco. Si por voluntad propia pudiéramos dejar la mente en blanco, no habría estrés, ansiedad, depresión ni la mayor parte de los males que nos invaden en nuestro día a día. No podemos practicar mindfulness con la intención de dejar la mente en blanco, en caso contrario, nos desesperaremos. Mindfulness consiste en observar lo que aparece, en abrirnos a percibir lo que hay (pensamientos, emociones, respiración…).
     
  2. NO es una técnica de relajación
    La mayoría de las personas con ansiedad se sientan a practicar mindfulness para relajarse. Pero esto es un error. La relajación es un efecto secundario de la práctica, pero no es el objetivo. Si no aparece, no es que estemos haciendo mal la práctica porque puede o no aparecer.
     
  3. NO es pensamiento positivo
    No tratamos de eliminar los pensamientos porque no vamos a poder, lo que hacemos es relacionarnos con ellos de otra forma diferente.
     
  4. NO es renunciar a las emociones o dejar de sentirlas
    Como ya hemos dicho, mindfulness consiste en percibir lo que hay. Cuando percibimos lo que hay, esto incluye las emociones que hay en ese instante. Por tanto, cuando practicamos mindfulness lo que hacemos es abrirnos a percibir y a sentir las emociones (sean las que sean) que hay en ese momento pero desde un lugar diferente (de aceptación, de no rechazo, de no lucha…).
     
  5. NO es entrar en trance ni buscar un estado distinto al habitual
     
  6. NO es practicar una nueva religión
    Mindfulness no tiene nada que ver con una religión. Personas de todo tipo de concesión y creencias (ateas, agnósticas…) pueden practicar mindfulness.

Mindfulness es ante todo: Una nueva experiencia.

Y consiste en observar de forma intencionada y sin juicio lo que realmente está sucediendo aquí y ahora.

Es clave tu actitud ante la práctica: Tu disposición debe ser benévola ante lo que te encuentres, abierta y llena de curiosidad.

Y cada vez que tu mente se despiste, ten en cuenta que está haciendo lo que cree que tiene que hacer (el que cree que es su trabajo). Por tanto, no te enfades (ni con ella ni contigo). Tráela de vuelta de forma amable y cariñosa otra vez al aquí y al ahora. Lo importante es DARSE CUENTA.

Es muy importante que si decides practicar Mindfulness lo hagas de mano de un especialista, ese especialista es únicamente el Psicólogo que es el que conoce la forma real de aplicación de esta técnica. Todo aquel que hable de Mindfulness sin ser psicólogo no tiene la preparación ni los conocimientos adecuados para practicarla.

Entradas recientes

¿Qué significa tu foto de perfil?

¿Qué dice de nosotros el tipo de foto de perfil que usamos en la red?

¿Cuándo reconocer la depresión en mí?

Síntomas que me indican si estoy triste o tengo depresión

¿Cómo se crea una adicción?

Como funciona el Circuito de la recompensa

La química de la felicidad

Como conseguir aumentar los niveles de nuestros propios químicos para aumentar nuestra felicidad

¿Has viajado alguna vez a Aquilandia?

Un libro para enseñar a nuestros hijos a manejar sus emociones a través del Mindfulness