¿Qué es el estrés? Algunas preguntas y respuestas

Valeska Clavel Valeska Clavel

Categoría:

A grandes rasgos, el estrés es una respuesta fisiológica a la amenaza física o psicológica.

Respuesta fisiológica del estrés

Fisiológicamente cuando el cuerpo recibe un estímulo estresante, se activa la rama simpática del sistema autónomo, las glándulas adrenales segregan epinefrina, norepinefrina y hormonas esteroides del estrés, generando el incremento del flujo sanguíneo a los músculos y elevando la presión sanguínea. Por otro lado, también se activa la hormona de cortisol, que ayuda a las grasas a convertirse en energía, así como liberación de endorfinas y otros neurotransmisores que generan supresión de la función digestiva, reacción de la piel (palidez y sudoración) y dilatación de los pulmones (aumentando el ritmo de la respiración). 

Respuesta psicológica del estrés

Psicológicamente el cambio se presenta en tres niveles: nivel cognitivo, emocional y conductual, entre los cuales están los siguientes síntomas: aumento del estado de alerta, concentración y atención, fatiga, aumento de la tensión física y psicológica y alertamiento emocional.

¿Cuáles son los aspectos psicológicos y médicos a tener en consideración para comenzar a tratar la enfermedad?

Para comenzar a tratar el estrés como desorden psicopatológico se debe tomar en cuenta:

  1. La gravedad de los síntomas físicos y emocionales
  2. Si ese desorden afecta significativamente a su vida cotidiana, laboral y de pareja
  3. Si se ha mantenido a lo largo del tiempo
  4. Y si afecta significativamente a las personas que le rodean.

En el caso del estrés “normal” o cotidiano, generalmente el especialista hace recomendaciones y enseña técnicas y herramientas útiles para que la persona pueda emplearlas en el futuro.

¿Qué técnicas y recomendaciones preventivas existen para controlar los episodios de estrés? 

  • Haz un inventario de las cosas que crees que te generan estrés, sobre todo si son cosas innecesarias (identificar las causas del estrés).
  • Enfrenta los conflictos paso a paso, sin dejarte abrumar por la magnitud del problema o del estresor, ni aferrarte al mismo.
  • Explora qué elementos del problema pueden ser modificados y cuáles no, y qué recursos puedes usar para poder hacerle frente.
  • Relájate, aprende a respirar profundo, desarrolla habilidades para relajarte (yoga, etc.) y practícalos todos los días, sobre todo cuando estés pasando por un período estresante.
  • Realiza actividades que te proporcionen satisfacción, gusto o placer.
  • Duerme por lo menos ocho horas, reposa en una habitación fresca, ventilada y alejada de ruidos.
  • Haz una dieta equilibrada y bebe mucha agua.
  • Haz ejercicio, ya que donde hay estrés hay tensión y músculos rígidos.
  • Haz vacaciones, tómate unos días de descanso.
  • Elige una posición optimista y constructiva de los problemas.


Recuerda que si tienes problemas de estrés y necesitas ayuda para reducir todos los síntomas puedes contactar conmigo inmediatamente.
 

Top