Otras temáticas

Preocupaciones que no valen la pena

El mundo vive actualmente en un estado continuo de alerta, lo cual ha condicionado a muchas personas a diariamente desarrollar y alimentar sus preocupaciones.

El mundo vive actualmente en un estado continuo de alerta, lo cual ha condicionado a muchas personas a diariamente desarrollar y alimentar sus preocupaciones. Lo que muchas personas no saben es que existen tipos de preocupaciones que en nuestra mente suelen aparecer. Son patrones comunes de nuestra psique y creencias. Estas preocupaciones son clasificadas como preocupaciones que no valen la pena, ya que son poco probables a suceder.

A continuación nombramos algunas:

  • Lo incierto: Esto tiene referencia a las cosas que no estamos seguros de cómo sucederán y que por más que nuestra mente se preocupe o piense constantemente en eso, no sabemos cómo ocurrirá o cómo terminará acabando y solo nos queda esperar. Un ejemplo visual, un padre en la sala de espera con la incertidumbre. O ser seleccionados para un empleo que nos postulamos.
     
  • Lo improbable: Este también suele muy común. Se caracteriza por la poca probabilidad de que la preocupación suceda. Pueden ser preguntas como “¿Qué pasaría si ¿ “ o “¿Y sí…? Siempre están proyectadas a eventos o situaciones catastróficas, terribles o poco probables. Una forma de educar a la mente es hacerse auto preguntas como: ¿Qué probabilidad hay de que eso suceda? O pensar en las pruebas y argumentos reales y tangibles que sustenten esa preocupación improbable. Al hacer esto, la persona se da cuenta que no hay suficientes pruebas o al final se da cuenta de que lo que le preocupaba tanto no ocurrió.
     
  • Lo incontrolable: Esta última, está caracterizado por lo que nosotros no podemos controlar. Por ejemplo: Un factor climático, una crisis económica social, un accidente de tránsito repentino, etc. Son preocupaciones que suelen ser eventos desmedidos o extraordinarios dependientes de muchos factores como: Espacio, tiempo, personas, recursos, etc. Aquí es fundamental recordarse que hay eventos y situaciones que realmente se escapan de nuestras manos, se debe hacer de igual forma preguntas como: “¿Hay algo que realmente puedo hacer o controlar?
     

Es estos tiempos sociales en donde la ansiedad está presente fácilmente, es importante reconocer si las preocupaciones que tenemos valen la pena o no. Esto evitará ser consumidos por ellas y que nos resten energía en nuestra mente y en nuestro día a día.


Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top