Pedir ayuda no es sinónimo de debilidad

Crecimiento personal

Pedir ayuda no es sinónimo de debilidad

Necesitar ayuda no es un indicio de debilidad o inferioridad, por el contrario, solicitar ayuda a otros debe considerarse como algo valiente, ya que reconocemos y asumimos nuestras limitaciones y damos valor al aporte del otro.

Psonríe Autor: Psonríe

Necesitar ayuda no es un indicio de debilidad o inferioridad, por el contrario, solicitar ayuda a otros debe considerarse como algo valiente, ya que reconocemos y asumimos nuestras limitaciones y damos valor al aporte y ayuda que necesitamos de otros, reconocemos que los problemas se pueden solucionar juntos. 

Podemos afirmar que el solicitar ayuda a otros es algo de tomarse con humildad, en cada petición de apoyo somos capaces de reconocer el valor del apoyo de los demás en nuestra vida y se disminuye la presión de tener que ser autosuficientes.

Solemos pensar en muchas etapas de la vida, en un yo puedo solo. Nos lo repetimos frecuentemente en diversas facetas de nuestra vida, en nuestro empleo, con nuestra familia, con nuestra pareja y por supuesto a nosotros mismos. Hay que recordar que no siempre podremos hacer las cosas solos, no siempre se puede realizar un trabajo que es en equipo en solitario, no siempre se supera una ruptura solos, en algunos casos, no siempre se puede superar un trastorno emocional solos.

El ser humano cuando está decaído o triste, tiene sus propias formas para darse ánimo. Sin embargo, existen momentos donde nos sentimos paralizados, sin ánimo, sin ilusiones, quieres pasar horas y horas en la cama, es este el momento donde debemos pedir ayuda. Será la única forma de ganar el desafío del desaliento y continuar dando la batalla.

Al reconocer que necesitamos ayuda con un problema  pedirla, estamos manifestando la confianza que tenemos en los demás, permitiendo que alguien nos brinde su apoyo. Con este acto solidificar vínculos de fraternidad dando voto de confianza a los que nos rodean diciéndoles que contamos en que nos puedan ayudar.

Algunas personas llegan a pensar que al solicitar ayuda podría ser perjudicial, un arma para que otros se aprovechen de ellos, algo que llegaría a dañar su libertad o su independencia, pudiendo esto ser dañino a su capacidad de realizar cosas por ellos mismos.

Las malas experiencias y decepciones son las que nos conllevan a creer que solicitando ayuda a otros seremos vulnerables. No es del todo falso, la realidad es que no es sano vivir con ese tipo de desconfianza hacia las personas. 

Al pedir ayuda, iniciamos la formación de vínculos nos relacionamos con alguien, así descubrimos que al igual que a nosotros, a otras personas también les gusta ayudar y sentirse útil siempre nos hará sentir mejor con nosotros mismos. 

Sabemos cuando es el momento de solicitar nos ayuden, pero en ocasiones, no la solicitamos o postergamos la solicitud creyendo que tenemos alguna enfermedad, o la creencia del que dirán, son motivos equivocados que daña nuestro espíritu y nuestra fuerza.  

¿Cuáles otras razones podrían existir para no solicitar ayuda?

  • No reconocemos que tenemos un problema.
  • Nos hace ver débiles.
  • Miedo al rechazo.
  • Hacer ver que no tenemos la capacidad para solucionar un problema.

¿Pedir ayuda nos haría más fuertes?

  • Pedir ayuda definitivamente es de valientes;
  • Reconocemos que tenemos un problema.
  • Conocemos nuestras limitaciones y eso definitivamente es de valientes.
  • Buscar un profesional es demostrar que dejamos el miedo atrás y tomamos las riendas.
  • Solicitar ayuda de otra persona es una fortaleza, nos ratifica nuestra solidaridad.

Tenemos que superar nuestra limitante para solicitar ayuda. Muchas veces, existe el miedo a la negatividad, que es uno de los factores de importancia, tememos ser juzgados y mostrarnos débiles y vulnerables. 

Es el momento de dejar atrás esas creencias y comenzar a ver nuestras virtudes desde una plano más realista. Y es que pedir ayuda si es de valientes. Cuando requerimos de ayuda es más lo que podremos ganar a lo que se podría perder, es algo enriquecedor,  ayudar es grandioso y dejarnos ayudar es aún más satisfactorio, algo que siempre merece la pena dar.

Por lo que insistimos en este artículo, pedir ayuda no es sinónimo de debilidad, es sinónimo de capacidad, de valentía de fortaleza, de reconocer tu talento y aceptar tus limitaciones.

¿Quieres conseguir una mejor versión de ti?

Queremos ayudarte a conseguir una mejor versión de ti. Si nos aportas más información sobre tu situación podremos entender mejor qué la provoca:

Test Psonríe - ¿Las adicciones han tomado el control de tu vida?

Habla ahora con nuestro equipo, sin compromiso, y si te suscribes podrás hablar gratis 50 min. con tu psicólogo.

Permítenos ayudarte a afrontar de manera más positiva y eficaz los retos del día a día.


Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top