Otras temáticas

El feedback como herramienta de comunicación

En nuestras relaciones familiares, de trabajo o sociales estamos en permanente interacción con otras personas y normalmente se presentan situaciones donde hacemos o decimos cosas que pueden afectar negativamente a los demás.

En nuestras relaciones familiares, de trabajo o sociales estamos en permanente interacción con otras personas y normalmente se presentan situaciones donde hacemos o decimos cosas que pueden afectar negativamente a los demás. Asimismo el comportamiento de los otros también puede causarnos algún malestar o descontento. Es saludable comunicar en forma eficaz o asertiva esas dificultades, expresando los cambios que deseamos de los demás y estar abierto a la escucha para conocer como nuestra conducta los afecta. Esto es especialmente importante en las relaciones de pareja, con los hijos, especialmente los adolescentes y con cualquier persona con la que se mantiene una relación cercana.

Una técnica para superar esas barreras en la comunicación es el feedback. El feedback (rebote, retroalimentación o información de retorno) es el mensaje verbal o no verbal que se envía a una persona para que tenga conocimiento inmediato del resultado de sus acciones y como esta nos afecta para que pueda ratificar o cambiar su comportamiento.

El feedback tiene dos componentes: uno perceptual, lo que se observa de la conducta del otro (datos reales y obvios) y uno emocional, que sentimientos produce en mí la conducta observada. El componente emocional compromete e involucra racional y emocionalmente a la persona que da el feedback. Un ejemplo: “He observado que en la última semana haz descuidado tus deberes escolares y eso me preocupa”, en vez de “En la última semana no has hecho tus tareas, estas irresponsable”.

  • Criterios para ofrecer un feedback útil y efectivo:
  • Describir la conducta en términos de lo observable sin establecer juicios de valor.
  • Ser específico, evitar las generalidades.
  • Está dirigido a comportamientos que pueden ser modificados.
  • Toma en cuenta las necesidades tanto de la persona que da el feedback como de quien lo recibe.
  • Debe ser ofrecido en el momento preciso (situaciones recientes)
  • Debe verificarse que la persona nos entienda el mensaje para asegurar la comunicación.

El feedback favorece las relaciones interpersonales y puede ser utilizado para comprender la conducta del otro, crearle mayor conciencia de como su comportamiento afecta a los demás y estimula cambios positivos en la conducta, actitudes y percepciones. También permite a quien ofrece el feedback comprobar si sus percepciones se ajustan a la realidad, darse cuenta cuan correcta o errónea es nuestra apreciación. El feedback sin ser obligante ni impositivo puede facilitar el cambio en los comportamientos de las personas, logrando mayor coherencia entre las conductas y sus motivaciones.

Es importante aprender a dar y recibir feedback para lograr una comunicación eficaz. El aprender a manejar esta técnica puede facilitar la comunicación favoreciendo un mejor funcionamiento familiar y es aplicable al medio laboral, escolar y social. Vale la pena trabajar sobre esto.


Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top