Por qué decimos Si, cuando queremos decir No

¿Cuántas veces hemos dicho que si a algo que en el fondo no queremos hacer? Decir No muchas veces puede ser complicado y otras nos sale el Si de forma automática.

A continuación se explican las diferentes situaciones en que nos puede suceder: 

  1. Evitar un conflicto
    Si sabemos que negarnos va a generar una situación problemática para nosotros, generalmente tendemos a ceder. 
     
  2. No hacer sentir mal al otro
    Muchas veces nos imaginamos lo que el otro va a sentir si nos negamos a algo. Realmente desconocemos la reacción del otro (que puede pensar o sentir), pero nos dejamos guiar por aquello que imaginamos que va a sentir. Y si nos imaginamos que se va a sentir mal, preferimos darle prioridad a la necesidad del otro que a la nuestra. Aquí entraría en juego la culpa (“lo hago para que no te sientas mal y para no sentirme culpable yo”). 
     
  3. Miedo a no ser aceptados: 
    Imaginamos lo que va a pensar la otra persona de nosotros si nos negamos.  “Si digo que no quiero, ¿qué pensarán de mí?” 
    A veces nos da tanto miedo el rechazo que no nos planteamos nuestras necesidades y nos entregamos a los deseos del otro. Por lo tanto, damos un “si” impulsivo, sin mirar por nuestros intereses  
    En toda decisión existe una renuncia y una ganancia. Dependiendo del significado y valor que demos a la “pérdida” nos resultará más o menos sencillo decidir.  
    Así pues, la inseguridad ante las decisiones muchas veces está relacionada con el miedo a perder algo y, por ello, se evita la renuncia, se evita el decir no (“Preferiría no ir pero temo que se enfaden conmigo”). En ocasiones el hecho de dar una buena imagen y agradar va asociado al hecho de responder rápidamente.  Lamentablemente, cuando esto sucede repetidamente, nuestra autoestima se ve afectada y aparecen sentimientos de incapacidad y/o falta de libertad.
     
  4. Querer abarcar demasiado sin pensar en el desgaste físico y emocional que conlleva: 
    Las creencias relacionadas con la autoexigencia (“debo cumplir con”;  “tengo que poder con todo”), en ocasiones, nos hacen tomar un exceso de responsabilidad que no nos permite decir “NO”.  
    El sentimiento de “yo puedo con todo” también está relacionado con el de “los demás me necesitan”. Sí, es cierto, los demás nos necesitan, pero necesitan que estemos bien.  Así mismo, este tipo de mensajes a veces guardan una estrecha relación con la gratificación (“me hace sentir bien evidenciar que soy imprescindible”). 
    A veces, dependiendo del contexto (ej. laboral) quizá no podemos decir “NO”  pero podemos gestionar el exceso de peso. ¿Cómo? Valorando en qué contextos tomamos una responsabilidad que es posible delegar (“hasta ahora yo me encargaba de recoger a los niños pero le pediré a mi marido que sea él quien lo haga”), y en qué otros sería conveniente decir “no” y no lo hacemos (“hoy estoy muy cansado y prefiero quedarme en casa.  Les diré a mis amigos que no voy a la cena”).
     
  5. Sentir que no tengo derecho a negarme:
    Las personas con problemas de autoestima dan por hecho que las necesidades del otro son más importantes que las suyas, y en cuanto les piden algo, inmediatamente ponen de su parte para atender esas demandas.

Decir Sí es positivo pero decir No también, solo estando bien, contentos, relajados…podemos dar lo mejor de nosotros mismos a los demás. Gestionemos nuestros Sies en calidad y no en cantidad.

¿Te enseño a decir No? Contacta conmigo a través de Psonríe

Entradas recientes

9 pasos para ser más felices en nuestro día a día

Ahora, en tiempo de vacaciones, qué mejor momento para poner en prácticas algunos consejos para estar mejor y disfrutar de nuestro día a día

Algunas técnicas para ayudar a nuestros hij@s a entender sus emociones con la ayuda del Mindfulness (2ª Parte)

Entender las emociones es tan importante como saber controlarlas y se puede hacer a través del Mindfulness

Algunas técnicas para ayudar a nuestros hij@s a entender sus emociones con la ayuda del Mindfulness

Entender las emociones es tan importante como saber controlarlas y se puede hacer a través del Mindfulness

Guía rápida para comunicar la separación parental a los hijos

Esta Guía pretende orientar a los padres a la hora de afrontar la separación

Los Pensamientos Automáticos

Los pensamientos son ideas, frases u oraciones que nos decimos a nosotros mismos.