¿Podemos educar las emociones?

Crecimiento personal

¿Podemos educar las emociones?

Desde que nacemos hasta que morimos todos estamos en contacto con nuestras emociones (enojo, alegría, asco, miedo, ternura, sorpresa, tristeza), son universales, las sentimos del mismo modo y las expresamos a través de nuestro cuerpo.

Desde que nacemos hasta que morimos todos estamos en contacto con nuestras emociones (enojo, alegría, asco, miedo, ternura, sorpresa, tristeza), son universales, las sentimos del mismo modo y las expresamos a través de nuestro cuerpo.

Más allá de que culturalmente somos distintos, cuando sentimos miedo, la reacción o respuesta vasovagal se activa del mismo modo, la sentimos en el mismo lugar de cuerpo y tenemos una misma tendencia a la acción de huida o alejamiento. Esta respuesta es la que nos permite que reconozcamos tanto en nosotros, como en lo demás la emoción.

La educación emocional consiste en aprender a reconocer en el cuerpo nuestras emociones, identificar desde qué le pasa al cuerpo cuando está alegre, triste, enojado,o cuando siente ternura, culpa o vergüenza, y determinar cuál es la tendencia a la acción, reconocer cuando el cuerpo va hacia atrás hacia adelante, hacia atrás, hacia arriba o hacia abajo dependiendo de la emoción que estemos sintiendo.

 

¿Por qué es tan importante reconocer las emociones?

Cada una tiene una función adaptativa, son herramienta que nos protegen, nos ayudan a comprender y a afrontar las dificultades de la vida. Por ejemplo, la tristeza es una emoción que nos permite soltar, tiene una energía corporal que va hacia abajo y nos permite conectarnos con lo que estamos viviendo en ese momento particular, nos saca del automático.

El enojo nos activa, nos brinda activación, tiene una energía corporal que nos mueve hacia adelante, y evita por ejemplo, que el otro nos pase por encima; es una emoción que nos obliga a establecer límites y marcar separaciones con el otro cuando nos sentimos amenazados o invadidos. El miedo nos paraliza, tiene una energía corporal que nos mueve hacia atrás, y evita por ejemplo, que apretemos el pedal del acelerador del auto hasta el fondo, o que evitemos ese paso hacia adelante cuando estamos en la punta de una colina.

Como verás las emociones no son malas, no existen las “emociones negativas”, todas son importantes, nos protegen y nos ayudan a afrontar distintas situaciones en nuestra vida de manera más saludable.

 

¿Cuando se desequilibran nuestras emociones?

Cuando desfocalizamos una emoción, por ejemplo si nos decimos “no puedo permitirme sentirme triste, porque si lo hago me voy a hundir, y no podré salir adelante”, y lo hacemos de manera continua y persistente en el tiempo, esa emoción “displacentera” no va a desaparecer, lo que va a ocurrir es que probablemente empiece a regularse desde un espacio menos saludable, como lo puede ser el consumo de sustancias, alcohol, insomnio, ansiedad; es decir, usamos recursos regulatorios, que son síntomas, para salir de la situación, pero no sanamente.

Desde la educación emocional podremos aprender a reconocer nuestra propia activación emocional. ¿Que emoción está rehuyendo?, ¿Cómo profundizar el contacto? Se trata de confiar en ellas, saber que cada una empieza, tienen un pico máximo y se resuelve, que somos capaces de atravesarlas sin quedarnos enganchados, y usarlas como recursos para tener una vida más plena y saludable

Acá en terapia, podrás aprender y conocer más sobre tus emociones. Te invito a conectarte con ellas desde lo profesional.

¿Quieres conseguir una mejor versión de ti?

Queremos ayudarte a conseguir una mejor versión de ti. Si nos aportas más información sobre tu situación podremos entender mejor qué la provoca:

Test Psonríe - ¿Las adicciones han tomado el control de tu vida?

Habla ahora con nuestro equipo, sin compromiso, y si te suscribes podrás hablar gratis 50 min. con tu psicólogo.

Permítenos ayudarte a afrontar de manera más positiva y eficaz los retos del día a día.


Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top