Patología dual

Adicciones

Patología dual

Una de estas patologías poco conocidas es la llamada patología dual, que se refiere a la presencia simultánea o consecutiva de una adicción y un trastorno mental.

Psonríe Autor: Psonríe

Lentamente, la visión de la salud mental está cambiando. Ya no es un tema tabú y se está hablando más abiertamente tanto en el ámbito privado como en el público. Sin embargo, aún existe desconocimiento sobre muchas de las patologías, su realidad y las implicaciones que tienen para quienes las padecen.

Una de estas patologías poco conocidas es la llamada patología dual, que se refiere a la presencia simultánea o consecutiva de una adicción y un trastorno mental. Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, el psicólogo Bernardo Ruiz Victoria, fundador del Programa Victoria para la rehabilitación de las adicciones, habla sobre esta condición.

En su programa de desintoxicación, Ruiz trata a menudo a personas afectadas por patología dual. Él señala que hay una relación bidireccional entre las adicciones y los trastornos mentales. Algunos trastornos psiquiátricos pueden predisponer a ciertos patrones de consumo, pero también el abuso prolongado de sustancias puede provocar alteraciones en el comportamiento y graves problemas mentales. Entre los trastornos más comunes que él encuentra en su práctica diaria están la ansiedad, la depresión, los trastornos de personalidad, los trastornos obsesivos, los trastornos del sueño, la impulsividad, la ideación suicida, los brotes psicóticos, la bipolaridad y la esquizofrenia. Incluso ha observado enfermedades derivadas de afecciones neuronales y del sistema nervioso, como el Parkinson y la demencia, en edades tempranas.

Según Ruiz, entre el 50% y el 70% de los pacientes con trastornos adictivos también padecen una enfermedad psiquiátrica. Anteriormente, estas comorbilidades estaban relacionadas principalmente con el SIDA o la hepatitis debido al consumo de drogas inyectables, pero ahora la mayoría de las afecciones derivadas son de índole psiquiátrica.

Cuando se le pregunta si todas las adicciones pueden conducir a una enfermedad mental, Ruiz Victoria es contundente. El riesgo depende de la cantidad y el tiempo de consumo. El consumo abusivo y prolongado de drogas siempre provoca algún tipo de trastorno mental. En este sentido, señala que el alcohol y el cannabis son los detonantes más potentes de trastornos psiquiátricos. El alcohol es responsable de entre el 16% y el 25% de los trastornos mentales en personas con patología dual. La cocaína y el cannabis ocupan el tercer y segundo lugar. Esto se debe tanto al hecho de que son drogas ampliamente utilizadas como a la mayor presencia de THC en el cannabis debido a la manipulación genética de las plantas. Hoy en día, el THC puede alcanzar niveles mucho más altos que antes, lo que aumenta exponencialmente los riesgos asociados.

Para Ruiz Victoria, lo más importante es tratar la adicción en sí misma y eliminar el consumo durante un tiempo suficientemente largo para determinar si persisten los síntomas de ansiedad y depresión cuando el paciente no consume alcohol o drogas. En su experiencia, la mayoría de las veces, estos síntomas desaparecen por completo al dejar de consumir.

Lo mismo ocurre con la cocaína. Es necesario que el paciente se abstenga durante un tiempo para discernir si los síntomas psiquiátricos son o no consecuencia del abuso de sustancias. A menos que exista evidencia clara de la existencia previa del trastorno mental antes del desarrollo de la conducta adictiva, lo primordial es tratar la adicción.

Según Ruiz Victoria, después de más de 40 años trabajando con personas adictas, ha visto resultados positivos a largo plazo en aquellos que han logrado la abstinencia. Muchos pacientes con ideación suicida, depresiones severas, trastornos de ansiedad, TDAH, trastornos del sueño o trastorno bipolar han experimentado una mejora significativa después de lograr la abstinencia. También ha tratado a personas que no pudieron comenzar un tratamiento para su trastorno psiquiátrico debido a su adicción y que después de mantenerse abstinentes han podido recibir la medicación necesaria para superar o aliviar los síntomas de sus trastornos.

Sin embargo, Ruiz Victoria señala que la abstinencia no es suficiente. Es importante adquirir hábitos de vida saludables, prevenir situaciones de riesgo y contar con estrategias de superación y apoyo personal para garantizar el autocuidado. Estas herramientas son parte de su metodología de trabajo.

Para Ruiz Victoria, es fundamental facilitar el tratamiento de las personas con patología dual, ya que son personas que padecen dos trastornos graves que tienen un gran impacto en todos los aspectos de sus vidas. El abandono de la adicción es un punto de inflexión determinante en la mejora del paciente, puesto que simplifica la complejidad del problema y su manejo clínico, así como el impacto en su vida y salud. 

Prevención de la patología dual

En cuanto a la prevención de la patología dual, Ruiz Victoria sugiere medidas como aprender a gestionar las emociones para evitar depender de sustancias tóxicas con fines evasivos o desinhibidores. También destaca la importancia de crear espacios seguros en la familia, basados en el afecto, el respeto, la comunicación profunda y la confianza. Establecer relaciones positivas con la pareja, amigos, vecinos y compañeros de trabajo también es fundamental. Además, es necesario mantener hábitos de vida saludables y desarrollar habilidades sociales, así como cuidar otros ámbitos de interés a través de la lectura, el arte o el estudio.

La patología dual es una condición poco conocida que se caracteriza por la coexistencia de una adicción y un trastorno mental. La relación entre las adicciones y los trastornos mentales es bidireccional. La abstinencia y el tratamiento de la adicción son fundamentales para mejorar la salud mental de las personas con patología dual. Además, es importante adquirir hábitos de vida saludables y contar con estrategias de superación y apoyo personal. La prevención de la patología dual implica aprender a gestionar las emociones y crear relaciones afectivas y positivas en el entorno familiar y social, así como mantener hábitos saludables y actividades de interés.

¿Las adicciones han tomado el control de tu vida?

Queremos ayudarte a superar tus conductas adictivas. Si nos aportas más información sobre tu situación podremos entender mejor lo que pasa en tu relación:

Test Psonríe - ¿Las adicciones han tomado el control de tu vida?

Habla ahora con nuestro equipo, sin compromiso, y si te suscribes podrás hablar gratis 50 min. con tu psicólogo.

Permítenos ayudarte a afrontar de manera más positiva y eficaz los retos del día a día.


Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top