Padres autoritarios, impositivos e intolerantes

Problemas de familia

Padres autoritarios, impositivos e intolerantes

Las normas rígidas y los castigos utilizados por los padres para lograr que sus hijos hagan las cosas por la fuerza

Las normas rígidas y los castigos utilizados por los padres para lograr que sus hijos hagan las cosas por la fuerza, disminuyen la autoestima familiar e inducen a un desarrollo emocional incompleto y con cierto odio, aunque los padres manifiesten tener con sus hijos relaciones amables.

Considerando el trabajo publicado en el último número de la revista Infancia y Aprendizaje, donde se realizó una encuesta estatal a 948 niños y adolescentes entre 10 a 14 años referente a las prácticas de socialización empleadas por sus padres. Se obtuvo como resultado la clasificación de las familias en cuatro tipologías clásicas de socialización parental:

  1. Indulgente: familias muy afectivas pero con baja represión.
  2. Autorizativa: familias que tienen establecido reglas claras, son flexibles y cariñosos con sus hijos al momento de razonar pero les exigen el cumplimiento de las reglas.
  3. Negligente: familias con poco afecto y baja represión.
  4. Autoritaria: familia con padres poco afectivos pero controladores y exigentes.

¿Qué son los padres autoritarios?

Para facilitar la identificación de los padres autoritarios, se puede indicar que ellos son lo contrario a los padres permisivos. Este tipo de familias asumen tener buenas intenciones al creer que las prácticas empleadas crearán adultos preparados y competentes para la sociedad.

Frecuentemente, definen de manera exagerada muchas reglas y normas dentro y fuera del hogar, y rara vez aceptan críticas, opiniones o comentarios por parte de otros adultos o de sus propios hijos. Por lo general, los padres autoritarios buscan la seguridad de sus hijos, aunque desde muy pequeños le fijan labores del hogar y utilizan las consecuencias cuando se incumplen las reglas, hasta el punto de castigarlos para que cumplan con sus asignaciones.

¿Cuáles son las ventajas de ser padres autoritarios?

El doctor Jeff Nalin, señala que los hijos que se crían con padres autoritarios son los que frecuentemente se comportan de mejor manera. Otra ventaja es que son niños con mucha seguridad física y emocional, reduciendo el riesgo de ser expuesto sin tomar en cuenta cuáles podrían ser las consecuencias de su comportamiento.

Los hijos que conviven con padres autoritarios son organizados y conocen las normas que deben seguir para lograr sus metas personales y académicas. También tienden a buscar sobresalir en todo momento viendo todo como un proyecto.

¿Cuáles son las desventajas de ser padres autoritarios?

De manera similar el doctor Jeff Nalin, indica que el ser padres autoritarios puede ocasionar en los niños un comportamiento que está relacionado al régimen estricto, en consecuencia su autoestima se basará en haber obedecido o no las normas establecidas por sus progenitores. Al mismo tiempo, ese énfasis en la consecuencia puede dificultar la capacidad del niño para elegir y tomar decisiones por sí mismo, teniendo un impacto negativo en la autoestima.

Probablemente puede desarrollar depresión y ansiedad al no tener conocimiento o habilidad para alguna actividad o tema, ya que solamente puede estar enfocado en la consecuencia de no lograr el objetivo. Los hijos con crianza autoritaria continuamente dependerán de que se le coloquen reglas, y de no contar con ellas se sentirá inestable, inseguro y no sabrá qué hacer o cómo comportarse.

De igual forma, puede originarse la rebeldía (efecto rebote) donde el niño desafía a sus padres, cuando conoce los otros tipos de crianza en su entorno académico o personal.

¿Cuáles son las características de los padres autoritarios?

1.       Muy exigentes

Existen padres que son muy exigentes con sus hijos y que no soportan sus fracasos. Estos padres, son demasiado críticos, perfeccionistas, no aceptan que sus hijos hagan algo mal y creen que la forma de obtenerlo es recordándoles constantemente sus faltas o frustraciones.

Este tipo de prácticas puede ocasionar a largo plazo graves problemas para sus hijos y, hasta un daño emocional y psicológico para el resto de su vida. Siendo comúnmente el origen de esta conducta una baja autoestima del padre, una personalidad perfeccionista o un gran sentimiento de inferioridad.

 

2.       Autoritarios, intransigentes y poco tolerantes.

Algunos padres obligan a sus hijos a tener un determinado comportamiento sin considerar sus emociones y necesidades reales. Son inflexibles e intolerantes, haciendo sentir mal al niño o manifestándoles violencia cuando no actúan como lo habían planificado.

Son padres que se expresan o se comunican escasamente con sus hijos pero pretenden criarlos obedientes y muy dependientes, por lo que el niño tiende a ser poco espontáneo y alegre.

 

3.       Manipuladores

Muchos padres autoritarios buscan tener un comportamiento íntegro con sus hijos, pero también se presentan casos que de forma consciente o inconsciente actúan manipulando o dañando al niño. Además, son padres que igualmente pueden comportarse de esta manera con su entorno, por tal razón, sus hijos sobrellevan ese comportamiento tóxico.

Las personas manipuladores son expertas en identificar las debilidades del otro para llevarlas a su propio terreno de manera silenciosa. Además, son perseverantes hasta obtener su objetivo, son ambiciosos con una gran necesidad de control.

 

4.       Obsesivamente protectores

Todos los padres buscan el bienestar para sus hijos, pero en algunos casos convierten esta conducta en un comportamiento tóxico que provoca que sus hijos no disfruten su vida, tornándose inseguros y sin autonomía propia.

 

5.       Maltratadores físicos y verbales

Algunos padres autoritarios utilizan la violencia física y verbal, de manera puntual o de forma frecuente ocasionándoles graves daños a la autoestima del niño.

 

6.       Muy críticos

Así como existen padres autoritarios, es posible también encontrarse con padres muy críticos. Que escasamente padres elogian o motivan a sus hijos sin ser conscientes que con sus constantes reproches promueven mal comportamiento que intentan corregir. La constante crítica puede poner al niño en una actitud en la cual puede responder con desconfianza y agresividad.

 

7.       Poco afectuosos

Los niños requieren sentir el afecto de sus padres, especialmente si se sienten solos. El afecto de la familia puede contribuir a sobrellevar malos momentos y estrechar vínculos amorosos.

 

8.       Culpabiliza a sus hijos de sus fracasos o frustraciones

En ocasiones existen padres no se sienten cómodos con su propia vida, por lo tanto, pueden tener la autoestima baja manifestando irritabilidad y poca paciencia. A su vez, pueden proyectar de manera equivocada sus fracasos en su entorno, en especial con sus propios hijos.

 

9.       Concibe sus fantasías o sueños en sus hijos

Ciertos padres pueden culpar a sus hijos por sus fracasos y frustraciones, pero otros pueden planear o proyectar sus sueños frustrados o intereses no cumplidos en sus hijos. Es decir, procuran que el niño viva la vida que no pudieron tener.

 

10.   Planifican la carrera profesional de su hijo

La inquietud de los padres porque sus hijos disfruten la vida que ellos desean, puede hacer que el niño elija su carrera profesional considerando los gustos de sus padres. Cada hijo debe vivir la vida teniendo presente sus aspiraciones, sueños y deseos, no es saludable imitar la vida de sus padres.

 

11.   No son comunicativos

En cualquier relación la comunicación es un pilar fundamental, pero en las relaciones de padres e hijos es fundamentalmente necesaria porque permite que el niño se sienta querido para tener una buena educación. Los padres autoritarios son poco comunicativos, por tanto, desconocen cuáles son las necesidades o aspiraciones reales de sus hijos.

 

12.   No aceptan sus amistades

Algunos padres autoritarios no admiten a los amigos de sus hijos porque tienen distintos intereses a su círculo de amistades, ya sea por su nivel académico, el entorno laboral o estatus económico.

 

13.   No enseñan hábitos saludables

Los hijos se reflejan en sus padres, pero principalmente es importante saber que ellos educan a sus hijos a la hora de acoger hábitos saludables. Si los padres no tienen un estilo de vida óptimo y saludable el niño recibirá un mensaje equivocado, y eso puede traer a largo plazo un efecto nocivo en su salud y en su comportamiento.

¿Cuáles son las reglas, castigos y los beneficios que se pueden obtener?

Se conoce como castigo al hacer daño a otra persona, bien sea de manera física o mental, para disciplinar, aunque no sea recomendado por ser considerado un tipo de maltrato.

Los especialistas en el área sugieren definir límites, atendiendo y escuchando a los integrantes de la familia para unificar los distintos puntos de vista y convenir las reglas, normas y valores que acompañarán en el hogar. También, es esencial establecer cuáles serán las consecuencias de no llegar a respetarse los acuerdos dentro y fuera del hogar. 

A menudo los padres han manifestado estar conformes con las siguientes acciones para guiar el comportamiento de sus hijos sin caer en una total autoridad.  

  • Controlar el tiempo utilizado en el teléfono móvil, TV, Tablet o PC: Una característica de los padres autoritarios es limitar o restringir el tiempo que sus hijos utilizan viendo las distintas pantallas (teléfono móvil, TV, Tablet, PC, entre otros). Es recomendable, reducir este tiempo e invitar a los niños a realizar otras actividades dentro o fuera del hogar.
     
  • Fechas y horarios de juegos: Los hijos de padres autoritarios, comúnmente, deben cumplir con sus obligaciones antes de poder disfrutar de sus actividades recreativas. Debe asegurarse que haya realizado sus asignaciones académicas para que luego se distraiga en su diversión y ocio.
     
  • Alimentación: A la mayoría de los padres autoritarios, no les gusta los dulces y algunos alimentos. Es recomendable que los niños disfruten de una nutrición que se les proporcione los sustentos necesarios, y recompensarlos con alimentos que les guste sin importar si son dulces. En conclusión, para todos los tipos de crianza se pueden obtener aspectos positivos y ajustarlo a las necesidades de cada familia.

¿Tienes problemas en tu entorno familiar?

Queremos ayudarte a superar los problema que existen en tu entorno familiar. Si nos aportas más información sobre tu situación podremos entender mejor lo que pasa en tu relación:

Test Psonríe - ¿Tienes problemas en tu entorno familiar?

¿Qué tipo de problemas familiares te están afectando?

  • Problemas con la familia de tu pareja
  • Problemas con tu pareja
  • Problemas con hijos comunes
  • Problemas con hijos no comunes
  • Problemas con tus padres
  • Problemas con otros familiares (hermanos, tíos, primos, etc.)
Test Psonríe - ¿Has buscado ayuda profesional para resolver el problema?

¿Has buscado ayuda profesional para resolver el problema?

Si
No
Test Psonríe - Si decides apoyarte en Psonríe para resolver tus problemas familiares:

Si decides apoyarte en Psonríe para resolver tus problemas familiares:

  • Podrás ser atendido por un psicólogo colegiado al instante o con cita previa.
  • Podrás hacer tu consulta desde el móvil u ordenador a cualquier hora y día.
¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Atención inmediata y 100% privado!

Expón el motivo de tu consulta para que podamos evaluar tu situación y explicarte cómo te ayudaremos en las sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.
Test Psonríe - ¿Por qué no has buscado ayuda profesional?

¿Por qué no has buscado ayuda profesional?

Si la razón por la cual no has buscado ayuda profesional para superar los problemas generados por tus condiciones laborales es económica, tienes que saber que en Psonríe solo pagas por las sesiones que necesites para resolver tu consulta puntual o hacer terapia.

Mientras una sesión de terapia presencial de 1 hora cuesta aproximadamente entre 50€ y 70€ euros, en Psonríe puedes hacer sesiones de 25 minutos por chat, voz o vídeo desde 24,50€.

Además, ahorras tiempo y dinero ya que no tienes que desplazarte a ningún lugar.

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Atención inmediata y 100% privado!

Expón el motivo de tu consulta para que podamos evaluar tu situación y explicarte cómo te ayudaremos en las sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Gracias a la terapia online puedes hacer tus consultas al psicólogo cuando necesites; a cualquier hora y día del año, estamos disponibles 24x7.

Con esta amplia disponibilidad podrás encontrar el momento más adecuado para que tu psicólogo te ayude a afrontar los problemas causados por el coronavirus, donde y cuando necesites, y sin que tu horario laboral, responsabilidades familiares o actividades de ocio te lo impidan.

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Atención inmediata y 100% privado!

Expón el motivo de tu consulta para que podamos evaluar tu situación y explicarte cómo te ayudaremos en las sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

El servicio es 100% anónimo, usamos conexiones seguras y no compartimos datos personales con terceros.

Puedes realizar las sesiones cuando y donde quieras, al instante o con cita previa, para que puedas encontrar ese momento y lugar de total intimidad. Sin tener que realizar desplazamientos a horas y días específicos.

Nadie sabrá que estás haciendo terapia con un psicólogo.

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Atención inmediata y 100% privado!

Expón el motivo de tu consulta para que podamos evaluar tu situación y explicarte cómo te ayudaremos en las sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

La terapia psicológica online tiene la misma efectividad que la psicoterapia tradicional presencial, siempre y cuando la lleve a cabo un profesional cualificado y se realice preferiblemente en tiempo real para tener una comunicación fluida.

Tomando en cuenta que el procedimiento de diagnóstico, la definición de metas y el tratamiento es igual en ambas modalidades, podemos concluir que la principal diferencia es el medio en el que se realiza.

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Atención inmediata y 100% privado!

Expón el motivo de tu consulta para que podamos evaluar tu situación y explicarte cómo te ayudaremos en las sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Si bien ahora el problema no es tan grave te recomendamos que no subestimes la situación o permitas que se agrave: una pequeña dificultad del día a día puede llegar a convertirse en un problema psicológico grave si no se trata a tiempo.

Si aún así crees que no es el momento de pedir ayuda solo recuerda que cuando la necesites puedes contactarnos.

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Atención inmediata y 100% privado!

Expón el motivo de tu consulta para que podamos evaluar tu situación y explicarte cómo te ayudaremos en las sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Aunque es posible resolver el problema por ti mismo, con la ayuda de un psicólogo profesional aumentarás la probabilidad de conseguirlo, y además lo harás más rápido.

Nuestros psicólogos cuentan con los conocimientos, recursos y experiencia que han acumulado ayudando a otras personas en tu misma situación, por lo que identificarán antes la causa del problema y te asesorarán para encontrar juntos la solución más efectiva.

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Habla ahora con un psicólogo colegiado!

¡Atención inmediata y 100% privado!

Expón el motivo de tu consulta para que podamos evaluar tu situación y explicarte cómo te ayudaremos en las sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top