Felicidad y depresión (2ª Parte)

Nos pasamos gran parte de nuestra vida aparentando cosas que no somos o exigiéndonos cosas que no son importantes para nuestra vida diaria.

Imaginemos la situación de una pareja que llega a casa después trabajar, 6 de la tarde, uno de los miembros de la pareja hace la colada, mientras el otro va a comprar, cuando llega de comprar se pone a preparar la cena, ducha, recogen la colada, cenan se sientan en el sofá a ver la tele y a la vez el móvil o la Tablet, a última hora se van a dormir y ambos piensan: ¡Bah!, ¡ya se ha pasado otro día más!. ¿os sentís identificados?, ¿cambiaríais algo?

Ésta puede ser una situación en cualquier hogar, le podemos ir añadiendo diferentes hitos: hijos, familiares conviviendo, llevarse trabajo a casa, no colaborar en tareas, etc.… se pueden imaginar tantas escenas como casi hogares, pero repito ¿qué cambiaríais para no llegar al final del día y pensar que no conseguimos los logros de SER el que MÁS: tenga-consiga-realice?

Cuestión de prioridades

Por otro lado ¿qué prioriza la gente en su vida?, en lo más alto estarían seguro: amor, familia, salud, cariños, tranquilidad y quizás, el trabajo.

El camino a la felicidad

Entonces para conseguir tener menos de lo que no queremos y tener más de lo que queremos, es decir, para tener la percepción de felicidad, ¿cuál es el camino más corto? Tenemos que sentir que la vida es como nos parece que tiene que ser.

Para ello no necesitamos grandes cambios ni someternos a un entrenamiento intenso de meses para lograr nuestra meta, solo necesitamos aprender a disfrutar y valorar las pequeñas cosas que nos rodean y amar a las personas que tenemos en nuestro entorno. Puede ser más satisfactorio disfrutar de una taza de café en el bar del barrio que pasarnos el mismo tiempo en redes sociales viendo fotos de gente que cobran por aparentar ser las personas más felices de todo el planeta. La realidad es que la felicidad la tenemos a nuestro lado.

Volviendo al ejemplo de la pareja de antes, ¿habéis pensado algo para mejorar esa situación?, supongo que sí, ahora sólo queda aplicarlo a nuestro día a día.

 

Entradas recientes

“Quiero a mi pareja pero no soy feliz”

Si no soy feliz, ¿Significa que debo terminar la relación?

TOC: ¿Cuando se debe pedir ayuda?

¿dónde está la línea que separa nuestras obsesiones y manías del día a las de una persona que sufre un Trastorno Obsesivo Compulsivo?

¿Cómo puede ayudarme un psicólogo a "salir del armario"?

Lo que conocemos como “salir del armario” es un complejo proceso que va desde identificarse como homosexual, bisexual o transgénero, autoaceptarse y finalmente decirlo abiertamente al mundo.

Importancia de la Psicología en el Síndrome de Colon Irritable

El Síndrome de Intestino Irritable es el diagnóstico que reciben aquellas personas en los que no hay una base orgánica que justifique la sintomatología gastrointestinal que presentan.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción universal que todos podemos llegar a experimentar más de una vez en nuestra vida.