Trastorno bipolar y labilidad afectiva: definición y diferencias

Depresión

Trastorno bipolar y labilidad afectiva: definición y diferencias

La bipolaridad o trastorno bipolar, es una enfermedad mental crónica que altera el funcionamiento del estado de ánimo.

¿Qué es la bipolaridad o trastorno bipolar?

La bipolaridad o trastorno bipolar, es una enfermedad mental crónica que altera el funcionamiento del estado de ánimo. Este trastorno puede tardar en ser detectado, en más o menos 5 a 10 años, frecuentemente este se confunde con la depresión. Este Trastorno no tiene cura, aun así, se le puede hacer seguimiento y colocar al paciente el tratamiento adecuado que le permita al paciente llevar su vida con la mayor normalidad posible, en el ámbito social, familiar y laboral.

La bipolaridad o trastorno bipolar se va haciendo presente en la vida de una persona en episodios recurrentes, estos episodios van desde hipomanía o manía hasta la depresión. Esta diversidad anímica influye en la vida de una persona alterando los aspectos laborales, sociales y familiares. Para este trastorno el tratamiento con fármacos es imprescindible y debe ser indicado por un psicólogo.

¿Qué es la labilidad afectiva?

La inestabilidad afectiva es conocida como la labilidad afectiva. Esta muestra cambios repentinos de humor con una inestabilidad de forma intensa y brusca, estos cambios no son justificados, lo que nos indica que se presentan por situaciones de poca importancia.

Las personas que sufren de labilidad afectiva frecuentemente presentan malestar psicológico. Por la condición del paciente no logran mantener un estado emocional confortable y satisfactorio de una manera continua, lo que hace que la calidad de vida disminuya.

La persona que padece de labilidad emocional pasa del llanto a la risa, del mal humor a la alegría, presenta una serie de manifestaciones de cambios repentinos del humor sin razón aparente. Tener cambios de humor no quiere decir que se sufra de un trastorno bipolar, por lo que hay que tener en cuenta cuáles son las diferencias entre la bipolaridad y la labilidad emocional.

La serie de altibajos emocionales que tenga una duración de minutos, horas, días o semanas se le conoce como labilidad emocional, la cual se puede sufrir en distintas etapas de la vida. Estos síntomas suelen aparecer en personas con problemas de trastornos en su estado de ánimo como ciclotimia, ansiedad, depresión,  estos síntomas no tienen por qué estar relacionados con un trastorno psicológico.

La persona que presenta síntomas de labilidad emocional, siente tristeza y alegría como un vaivén de manera descontrolada y súbita. Cualquier persona puede sufrir episodios de labilidad emocional en menor o mayor medida, en algún momento de la vida, cuando estos cambios son muy chocantes o abruptos, se puede considerar un problema serio. 

Diferencias entre la bipolaridad y la labilidad afectiva

Para establecer las diferencias entre el trastorno bipolar y la labilidad emocional, especificaremos sus características y así determinar en que se distinguen. La labilidad emocional tiene relación con las características de una persona, mientras que la bipolaridad es un trastorno, y que es de gravedad.

En la labilidad emocional se presentan cambios repentinos en el humor de la persona. Este es un trastorno de afectividad, no es un trastorno mental. Los cambios emocionales se manifiestan de forma intercalada y rápida.

Por otra parte, la bipolaridad presenta cambios repentinos, la duración de la tristeza, euforia y anhedonia son más extensos. No olvidemos que estos episodios, como mínimo, durante 4 días, por el contrario, en la labilidad emocional pueden durar tan solo minutos. Las personas que sufren de bipolaridad necesitan tratamiento farmacológico; sin embargo, en la labilidad emocional se suele abordar realizando psicoterapia.

La bipolaridad y la labilidad emocional tienen conceptos distintos y no se deben confundir. Mientras que la bipolaridad es un trastorno mental, en la labilidad se presentan alteraciones afectivas. En ambas la vida de una persona se ve afectada, pero en el caso de la bipolaridad la afección es mayor.

Cabe destacar, que una persona con trastorno bipolar puede presentar síntomas de labilidad, sin embargo, por presentar labilidad emocional no se es bipolar, para esta situación es necesaria la aparición de los episodios emocionales explicados. Es entonces aquí donde nos permite diferenciar los dos conceptos donde se radica una de sus diferencias más relevantes.

¿Te has sentido triste, desmotivado o con falta de energía?

Queremos ayudarte a superar tu depresión. Si nos aportas más información sobre tu situación podremos entender mejor qué la provoca:

Test Psonríe - ¿Las adicciones han tomado el control de tu vida?

Habla ahora con nuestro equipo, sin esperas ni compromiso. Permítenos ayudarte a afrontar de manera más positiva y eficaz los retos del día a día.


Etiquetas:

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top