¿Cómo saber si eres adicto/a al sexo?

Psonríe

| Categoría: Sexo

El sexo es maravilloso y todos los sabemos, eso sí, siempre que se practique de una manera con-sentida y con-sentido común.
Pero incluso en algo tan natural como el sexo pueden producirse patologías.
La adicción al sexo es una de las patologías más comunes dentro del espectro de los trastornos psicosexuales, pero no te preocupes, que por mucho que te guste, lo más seguro es que no seas adicto/a ;)

¿Cómo saber si eres adicto/a al sexo?

El sexo compulsivo se caracteriza porque la persona que lo padece necesita tener relaciones sexuales constantemente sin importar con quien, ni como, para saciar una ansiedad sexual incontrolable.
El segundo síntoma claro es el comportamiento autodestructivo posterior al acto sexual junto con los sentimientos de vergüenza y depresión.
Es decir, esta adicción se comporta como cualquier otra. Cuando tienes el “mono” lo deseas tanto que eres capaz de hacer cualquier cosa por conseguirlo, incluso saltarte la ley si es necesario pero una vez que has cubierto esa necesidad, te das cuenta de lo que acabas de hacer y te derrumbas hasta que te vuelve el “mono” otra vez y sigue girando la noria.

Si cumples algunos de estos comportamientos de forma reiterada en el tiempo, deberías acudir a un psicólogo:

 

  • No eres capaz de controlar tu impulso sexual. Si tienes ganas de practicar sexo lo haces como sea y con quien sea.
  • Una vez terminas la relación sexual te sientes vacio y culpable pero en cuanto pasa un tiempo vuelves a comportarte de la misma manera.
  • Tu mundo gira en torno al sexo, prefieres ver porno que cualquier otro contenido audiovisual y siempre estás pensando en el sexo aunque no sea el momento adecuado.
  • A toda la gente que conoces, te la imaginas en situaciones sexuales y realmente no te importan en otros contextos.
  • Haces lo que sea necesario para conseguir practicar sexo aunque conlleve saltarse la ley o normas morales.

¿Por qué se produce la adicción al sexo?

Puede ser de origen físico o biológico debido a algún trastorno de origen como puede ser un TOC o de origen social por abusos infantiles, maltrato, traumas… sea cual sea el origen, tiene solución a través de, por ejemplo, una terapia cognitivo conductual.

Por lo tanto, la adicción al sexo nada tiene que ver con la frecuencia en que lo practiques sino con las formas de practicarlo y las consecuencias posteriores a dicha práctica.
Si tú y tu pareja sois muy activos ¡enhorabuena! es síntoma de salud y amor. Sin embargo si te sientes identificado/a con los síntomas anteriores acude a un profesional que te ayudará a superarlo y que puedas disfrutar del sexo en toda su plenitud y de manera responsable.

Y por supuesto, si no te sientes preparado/a para acudir a un psicólogo cara a cara, en Psonríe tenemos profesionales especialistas en sexualidad y pareja que te pueden ayudar de manera totalmente anónima.

Entradas recientes

9 pasos para ser más felices en nuestro día a día

Ahora, en tiempo de vacaciones, qué mejor momento para poner en prácticas algunos consejos para estar mejor y disfrutar de nuestro día a día

Algunas técnicas para ayudar a nuestros hij@s a entender sus emociones con la ayuda del Mindfulness (2ª Parte)

Entender las emociones es tan importante como saber controlarlas y se puede hacer a través del Mindfulness

Algunas técnicas para ayudar a nuestros hij@s a entender sus emociones con la ayuda del Mindfulness

Entender las emociones es tan importante como saber controlarlas y se puede hacer a través del Mindfulness

Guía rápida para comunicar la separación parental a los hijos

Esta Guía pretende orientar a los padres a la hora de afrontar la separación

Los Pensamientos Automáticos

Los pensamientos son ideas, frases u oraciones que nos decimos a nosotros mismos.