Aerofobia: miedo a volar

Psonríe

Categoría: Fobias

La Aerofobia es una clase de fobia, en donde la situación de estar en algún aeroplano volando nos produce un miedo aterrador. Lo que realmente nos resulta aterrador es el pensamiento de que pueda ocurrir un accidente aéreo, lo que está automáticamente asociado a un alto riesgo a morir por el gran impacto que este accidente conlleva.

Pero no en todos los casos donde la persona expresa miedo a volar es considerado que padezca de aerofobia. Como en todos los casos de miedos, estos tienen diferentes niveles de intensidad, la aerofobia se diagnostica como tal, si y sólo si, el miedo es tan intenso que resulta limitador a la calidad de vida de una persona. 

“Se tiene una estadística de que aproximadamente un 25% de las personas sufren de miedo a volar, solo una porción e 10% realmente padece de aerofobia."

Hay situaciones donde este miedo a volar va más allá de una sensación de peligro, el cual está fundamentado en temores reales, pero siendo algo ¨básicamente irracional¨. El miedo se presenta a pesar de tener conocimiento de las medidas de seguridad extrema con la que cuentan los vuelos.

Aunque el entendimiento sobre las garantías y seguridad con las que cuenta un avión, las emociones nos ciegan haciéndonos sentir algo totalmente distinto, y esto frecuentemente manda sobre la razón y el entendimiento,  ejerciendo influencia sobre nosotros transformando nuestro miedo apareciendose pensamientos de modo casi delirantes.

Causas de la Aerofobia

Existen diversas causas que desarrollan este trastorno fóbico, y la mayoría de estas causas sostienen un contenido situacional. La agorafobia puede manifestarse a través de una experiencia ¨directa traumática¨  o de observación, por herencia, por sesgos cognitivos o por información del núcleo familiar. Estas son las posibles causas de la aerofobia:

Sesgos cognitivos: las creencias que las personas calculamos frente a nuestro medio ambiente, juegan un papel muy importante en el planteamiento del trastorno fóbico. Si la persona está constantemente en un mismo pensamiento, el cual le indica que está en posible peligro, establecerá en su cognición una angustia descontrolada e irracional, apareciendo ante él la fobia.

Herencia o información del seno familiar o próximo: no existe, en la actualidad, ninguna validación empírica que confirme que existe un componente genético que permita desarrollar un trastorno fóbico. Sin embargo, diversos estudios estiman una pequeña posibilidad. Se superpone la opción de que el ¨comportamiento fóbico¨se haya compartido transgeneracionalmente, quiere decir, que de alguno de sus dos progenitores haya sufrido este trastorno de miedo a volar, y lo transmitieran a sus hijos, y sus hijos a su vez, puedan terminan padeciendo la aerofobia.

Experiencias directas o de observación: la fobia puede ser ocasionada como consecuencia de una experiencia traumática vivida, de un impacto mayor, que haya causado una connotación negativa hacia un avión generando un intenso miedo a el. Sin embargo, no es es totalmente necesario que la persona haya experimentado una experiencia traumática para que le afecte un trastorno como el miedo a volar, este miedo puede ser consecuencia de la observación a algún acontecimiento que dejó secuela.

Síntomas

Tal y como acontece con el resto de las fobias, la acrofobia no es un peligro fundamentado en miedos razonables, principalmente es irracional.  Se puede deducir que aunque nuestra razón logre asimilar que no existe peligro alguno el volar, de que es completamente seguro, sus propios miedos ejercerán una mayor influencia, proporcionando pensamientos con toques de delirio.

Los sintomas de la aerofobia son diversos, listaremos los más comunes y las que lo pueden diferenciar del resto de las fobias:

  • Boca seca.
  • Subida del ritmo cardiaco.
  • Aceleración de la respiración.
  • Mucha sudoración.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general.
  • Náuseas

Top