Acrofobia: miedo a las alturas

Psonríe

Categoría: Fobias

¿Qué es la acrofobia?

¨La acrofobia es un miedo extremo a las alturas¨, lo cual en muchos casos tiene como consecuencia una situación ¨incapacitante¨ para la persona que la está experimentando, y por ende, perturba en su calidad de vida. Es un miedo irracional, este no es una respuesta de adaptación ante algún peligro que realmente represente una amenaza.

En la vida cotidiana de los seres humanos, no es costumbre estar expuestos constantemente a locaciones de alturas extremas, en las que las personas puedan sufrir de vértigos, comparándolo con los ambientes montañosos. Aunque en las ciudades si tiene elevada probabilidad que pueda sufrir acrofobia por estar en edificios muy altos con grandes ventanales de vidrio, ascensores con paredes transparentes, escaleras muy inclinadas, azoteas, balcones ubicados en gran altura, así mismo, le puede afectar estar en  un piso que sea de cristal.

En ciertas ocasiones, no es del todo necesario que la persona esté en un sitio elevado para desatar los síntomas de acrofobia, en ocasiones, con tan sólo imaginar que existe una vacío, así como un precipicio cercano aparecerá la sensación de un malestar fuerte. Por esto, es que el miedo a las alturas puede afectar a muchísimas personas. Por cierto, se cree que la acrofobia afecta a un ¨2 y un 5% de la población¨, y es más habitual que lo sufren las mujeres que los hombres. 

Es un temor irracional y desproporcionado a las alturas o precipicios, que se basa en un miedo patológico a caerse y morir. Este trastorno conlleva efectos fisiológicos y psicológicos negativos, hasta tal punto que si no se controla puede incluso paralizar a una persona. Por eso, aquellos que lo sufren tienden a evitar cualquier situación que implique estar en una posición de altura.

Se debe tener presente que la acrofobia no es igual al vértigo.

Causas

La acrofobia puede hacerse presente desde temprana edad, desde la infancia o en la adolescencia. Sus causas, son diversas, puede aparecer por sucesos directos a la propia persona, por experiencias de observación, que le hayan pasado a un tercero, por información, por herencia o por ¨sesgos cognitivos¨, siendo también influyentes, el estrés psicológico.

Las causas de la acrofobia:

  • Experiencias directas u observación: es el resultado de vivir un momento traumático durante la infancia, la cual le ha hecho desarrollar a la persona una visión negativa y un elemento de pánico a las alturas. Este momento de trauma necesariamente no tiene porque haber vivido, podría ser debido a una observación de un experiencia ajena o que le hayan mencionado sobre ella.
  • Herencia: algunas investigaciones calculan que existe probabilidad de que un factor hereditario influye en el desarrollo de la aparición de la acrofobia. Aunque, que en un grupo familiar tenga varios de sus miembros padeciendo de este trastorno, podría deberse a que los niños desde pequeños observan el desenvolvimiento de sus progenitores frente a las alturas, y dejando establecido el peligro que este conlleva, trayendo como consecuencia que ellos sufran de el mismo miedo a las alturas.
  • Sesgos cognitivos: estos procesos de pensamientos que nos trazamos juegan un papel de gran importancia en el desarrollo de las fobias. Entendiendo así, que una persona puede darle vueltas a la idea del peligro que conllevan las alturas, manifiesta una angustia irracional dando espacio a padecer de esta fobia.

Síntomas

Como todas las enfermedades, incluyendo todos los tipos de fobias, presentan diversos síntomas, estos se expresan en situaciones específicas:

Ansiedad 

Nos concentramos en tener presente los posibles peligros, nos anticipamos a imaginar accidentes que aún no ocurren, así como desgracias a causa de ver un precipicio, así aparece la ansiedad en función de la activación cognitiva y fisiológica, en donde toda la atención se focaliza en posibles peligros. Ciertamente, esto nos afecta y nos produce malestar, nos imposibilita la opción de pensar en forma racional.

Pérdida de control

Uno de los rasgos característicos de la acrofobia, es la ¨pérdida del control¨, quiere decir, una incapacidad de tratar procesos como el manejo de la atención, la continuidad de acciones consistentes o el planteamiento de planes. 

Taquicardia

El elevado nivel de pulso sanguíneo hace que estén presentes síntomas de falta de aire.

Agitación y tensión muscular

El miedo a las alturas se puede manifestar como una  tensión incapacitante, a través de una tensión muscular, que pone al cuerpo con constantes temblores. Esto es debido a que el ¨sistema nervioso simpático¨ se encuentra activado, afectando las fibras musculares y haciéndolos recibir más señales de activación a estar alertas para reaccionar con velocidad y rapidez.

Dolor de cabeza

Luego de que han aparecido los síntomas, frecuentemente, la persona puede experimentar fuerte dolores de cabeza, estos son consecuencia del cambio en el sistema nervioso y de la presión sanguínea.

Pánico 

Un miedo mental que nos dirige a vivir una combinación de sensaciones que se producen por la anticipación de la muerte o del dolor, los estímulos sensoriales que se hagan presentes y que en el caso particular de la acrofobia, se emitirán como consecuencia de la apreciación de una distancia que exista entre uno mismo y una pendiente o precipicio. Por ello, cuando estos estímulos son de miedo extremo y llegan de manera abrupta se originan los ¨ataques de pánico.¨

Top