La bisexualidad existe y no es una etapa

Sexualidad

La bisexualidad existe y no es una etapa

La poca visibilidad de las personas bisexuales en los movimientos LGBT puede deberse a que gais y lesbianas tampoco se salvan de formar parte de la cultura binaria que cree que el mundo se divide en dos.

La poca visibilidad de las personas bisexuales en los movimientos LGTBIQ+ puede deberse a que gais y lesbianas tampoco se salvan de formar parte de la cultura binaria que cree que el mundo se divide en dos. “¿Pero qué te gustan más: los hombres o las mujeres?” o “¿No será que en el fondo eres homosexual y te cuesta reconocerlo?”. Estas son dos de las preguntas que con mayor frecuencia reciben las personas bisexuales, aquellas que sienten atracción sexual y afectiva tanto por personas de su mismo sexo como del opuesto.

El mundo está tan diseñado para ser o estar de un lado o del otro (hombre o mujer, bueno o malo, sí o no, blanco o negro…) que, en ciertos escenarios, cuesta reconocer y legitimar lo que se sale de allí, lo que no es de aquí ni de allá, como una orientación sexual que no es homosexual ni heterosexual. Incluso, hay papás que cuando uno de sus hijos les dice que es bisexual, se aferran a la idea de que se trata de un estado provisional o de una etapa de confusión que pronto superarán. “Apenas tenga una novia (si es hombre) o un novio (si es mujer) se le pasará”, dicen. Y ese “se le pasará” significa que su hijo terminará por ajustarse a la heterosexualidad, nunca a la homosexualidad.

Las personas bisexuales suelen ser percibidas como “indecisas” en un mundo donde “ser decidido” es una de las claves del éxito. Según Rubén Campero, licenciado en psicología y sexólogo especialista en género y diversidad sexual, radicado en Montevideo (Uruguay), esta creencia conduce a que las personas bisexuales sean señaladas como “inmaduras”, entendiendo la madurez como un destino final al cual se llega para ser “normales”.

En ocasiones, también son calificadas como “homosexuales de clóset” o incapaces de reconocer que les atraen las personas de su mismo sexo. De hecho, nunca son “sospechosas” de heterosexualidad sino siempre de homosexualidad. No obstante, en la adolescencia o en aquellas culturas donde la homosexualidad es fuertemente censurada, algunas personas dicen que son bisexuales para “matizar” el estigma que les traería identificarse como homosexuales.

“En estos casos, presentarse como bisexual es visto como parte de un proceso de asimilación de una orientación sexual cuestionada como la homosexual. Sería la manera en que alguien que siente atracción por personas de su mismo sexo, empiece a través de esta ‘mixtura’, a acostumbrarse a sí mismo y a los demás a su orientación sexual”, señala Campero.

El proceso de construcción de la identidad -que nunca se acaba- es personal. Es posible que existan quienes se definen como bisexuales por miedo a salir del clóset o para abrirse a nuevas posibilidades de experimentación, pero esto no significa que todas las personas bisexuales sean en realidad homosexuales. Esto sería simplificar la realidad.


La bisexualidad existe y no es una etapa.

Las personas bisexuales, como muchas otras, pueden estar comprometidas en una relación monógama con un hombre o con una mujer. La mayoría de quienes se identifican como bisexuales sienten atracción por ambos sexos y pueden enamorarse de hombres y mujeres. “El problema radica en que ciertos sectores no legitiman su orientación sexual”. Incluso, algunos papás, les dicen a sus hijos bisexuales que, ya que les atraen hombres y mujeres, busquen parejas del sexo opuesto para evitarse problemas.  El tema es que las personas bisexuales pueden enamorarse de un hombre o de una mujer.

En ocasiones, ni siquiera con su pareja las personas bisexuales pueden tomarse un respiro. Especialmente cuando sus parejas creen que ellas andan al acecho de cualquier ser humano y que, necesariamente, mantendrán relaciones paralelas con hombres y mujeres. “Está la idea de que quien tiene una pareja bisexual debe ‘cuidarse’ de hombres y mujeres, como si las personas bisexuales sintieran atracción sin filtro alguno. Además, una persona bisexual, como muchas otras, puede estar comprometida en una relación monógama”. Ahora, aunque la letra “B” de la sigla LGBT cobija a las personas bisexuales, incluso allí muchas veces son vistas con recelo. Esto puede deberse a que durante años el liderazgo de este movimiento estuvo en manos de hombres gais. Poco a poco y con esfuerzo, fueron sumándose otras identidades y orientaciones.

Sin embargo, la poca visibilidad de las personas bisexuales en este movimiento también puede tener su razón de ser en que gais y lesbianas tampoco se salvan de formar parte de la cultura binaria que cree que el mundo se divide en dos.  Más allá de la discriminación que se viva y que permita cierta reflexión sobre la injusticia, ser gay o lesbiana no hace a una persona más "iluminada".

¿Una traición?

Por otra parte, en algunos casos el deseo sexual parece convertirse en una identidad que lleva a las personas a juntarse con quienes considera sus iguales y a evitar a quienes percibe como distintos. Para algunas personas gais y lesbianas, la bisexualidad permite introducir la heterosexualidad, de manera peligrosa e incoherente, en un espacio en el que hay una necesidad de diferenciarse.

Algunas personas bisexuales tienen una perspectiva diferente de las luchas de gais y lesbianas. En este contexto, la bisexualidad podría verse, incluso, como un “peligro” o una “traición” a la lucha que implica construir una identidad por fuera de un sistema que establece la heterosexualidad como lo correcto y estigmatiza la homosexualidad. En todo esto, también ha influido el hecho de que en series y películas se haya presentado millones de veces la primera cita entre un hombre y una mujer. 

Sin embargo, el número de películas de temática gay que actualmente existe es de lejos superior al disponible en los años 90. Los modelos sociales homosexuales han ido aumentando de manera considerable. ¿Por qué no sucede lo mismo con la bisexualidad? Según el más reciente informe del centro de investigaciones Pew Research Center, en una muestra de 1.200 personas  LGTBIQ+, solo un 20 por ciento de las bisexuales afirmó que su orientación sexual es parte importante de su identidad, mientras que un 48 por ciento de hombres gais y un 50 por ciento de mujeres lesbianas la consideran importante.

Finalmente, la bisexualidad está entre dos mundos.  Si en algún momento un hombre bisexual tiene como pareja a una mujer, es calificado por el resto de la sociedad como heterosexual, quedando invisible su atracción erótica y afectiva por los hombres. Y si sale con un hombre, es interpretado como homosexual, quedando de lado su atracción por las mujeres. Hasta las personas que se construyen de acuerdo con la norma heterosexual, aquellas que se consideran “normales”, también están atrapadas en clósets y cumpliendo mandatos.

Por ahora, el reto está en no esperar la aceptación y el reconocimiento del otro. Cada quien tendrá sus propias ideas sin que esto implique que la bisexualidad sea una característica negativa. El reto es simple: ser quien cada uno es.

¿Te sientes segura y disfrutas de tus relaciones sexuales?

Queremos ayudarte a mejorar tu vida sexual. Si nos aportas más información sobre tu situación podremos entender mejor qué la provoca:

Test Psonríe - ¿Te sientes segura y disfrutas de tus relaciones sexuales?

¿Qué provoca que tus relaciones sexuales no sean satisfactorias?

  • Estrés, ansiedad o depresión
  • Baja autoestima, inseguridad o falta de confianza en ti misma
  • Fracasos afectivos y experiencias anteriores negativas
  • Problemas de pareja
  • Miedo al contacto sexual o a no satisfacer las expectativas de la otra persona
  • Sentimiento de culpa por creencias personales
Test Psonríe - ¿Has buscado ayuda profesional para mejorar la calidad de tus relaciones sexuales?

¿Has buscado ayuda profesional para mejorar la calidad de tus relaciones sexuales?

Si
No
Test Psonríe - Si decides apoyarte en Psonríe para mejorar tu vida sexual:

Si decides apoyarte en Psonríe para mejorar tu vida sexual:

  • No necesitarás pedir cita previa para ser atendido por un psicólogo colegiado de manera inmediata.
  • Podrás hacer tu consulta desde el móvil u ordenador a cualquier hora y día.
¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Privada y con atención inmediata!

La Sesión Orientativa te permite saber cómo funciona Psonríe y que un profesional te ayude a identificar y definir tu consulta para que sean más efectivas tus sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.
Test Psonríe - ¿Por qué no has buscado ayuda profesional?

¿Por qué no has buscado ayuda profesional?

Si la razón por la cual no has buscado ayuda profesional para superar los problemas generados por tus condiciones laborales es económica, tienes que saber que en Psonríe solo pagas por las sesiones que necesites para resolver tu consulta puntual o hacer terapia.

Mientras una sesión de terapia presencial de 1 hora cuesta aproximadamente entre 50€ y 70€ euros, en Psonríe puedes hacer sesiones de 25 minutos por chat, voz o vídeo desde 18,00€.

Además, ahorras tiempo y dinero ya que no tienes que desplazarte a ningún lugar.

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Privada y con atención inmediata!

La Sesión Orientativa te permite saber cómo funciona Psonríe y que un profesional te ayude a identificar y definir tu consulta para que sean más efectivas tus sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Gracias a la terapia online puedes hacer tus consultas al psicólogo cuando necesites; a cualquier hora y día del año, estamos disponibles 24x7.

Con esta amplia disponibilidad podrás encontrar el momento más adecuado para que tu psicólogo te ayude a afrontar los problemas causados por el coronavirus, donde y cuando necesites, y sin que tu horario laboral, responsabilidades familiares o actividades de ocio te lo impidan.

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Privada y con atención inmediata!

La Sesión Orientativa te permite saber cómo funciona Psonríe y que un profesional te ayude a identificar y definir tu consulta para que sean más efectivas tus sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

El servicio es 100% anónimo, usamos conexiones seguras y no compartimos datos personales con terceros.

Puedes realizar las sesiones cuando y donde quieras, al instante o con cita previa, para que puedas encontrar ese momento y lugar de total intimidad. Sin tener que realizar desplazamientos a horas y días específicos.

Nadie sabrá que estás haciendo terapia con un psicólogo.

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Privada y con atención inmediata!

La Sesión Orientativa te permite saber cómo funciona Psonríe y que un profesional te ayude a identificar y definir tu consulta para que sean más efectivas tus sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

La terapia psicológica online tiene la misma efectividad que la psicoterapia tradicional presencial, siempre y cuando la lleve a cabo un profesional cualificado y se realice preferiblemente en tiempo real para tener una comunicación fluida.

Tomando en cuenta que el procedimiento de diagnóstico, la definición de metas y el tratamiento es igual en ambas modalidades, podemos concluir que la principal diferencia es el medio en el que se realiza.

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Privada y con atención inmediata!

La Sesión Orientativa te permite saber cómo funciona Psonríe y que un profesional te ayude a identificar y definir tu consulta para que sean más efectivas tus sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Si bien ahora el problema no es tan grave te recomendamos que no subestimes la situación o permitas que se agrave: una pequeña dificultad del día a día puede llegar a convertirse en un problema psicológico grave si no se trata a tiempo.

Si aún así crees que no es el momento de pedir ayuda solo recuerda que cuando la necesites puedes contactarnos.

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Privada y con atención inmediata!

La Sesión Orientativa te permite saber cómo funciona Psonríe y que un profesional te ayude a identificar y definir tu consulta para que sean más efectivas tus sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Aunque es posible resolver el problema por ti mismo, con la ayuda de un psicólogo profesional aumentarás la probabilidad de conseguirlo, y además lo harás más rápido.

Nuestros psicólogos cuentan con los conocimientos, recursos y experiencia que han acumulado ayudando a otras personas en tu misma situación, por lo que identificarán antes la causa del problema y te asesorarán para encontrar juntos la solución más efectiva.

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Empieza ahora tu Sesión Orientativa sin coste!

¡Privada y con atención inmediata!

La Sesión Orientativa te permite saber cómo funciona Psonríe y que un profesional te ayude a identificar y definir tu consulta para que sean más efectivas tus sesiones de terapia online. No tiene coste alguno.

Suscríbete a las Noticias de Psonríe

Puedes seleccionar que tipo de noticias quieres recibir

Responsable: INNOLAPPS, S.L. (PSONRIE)
Finalidad: Prestación de servicios de orientación psicológica on line, así como el envío de comunicaciones comerciales.
Procedencia de los datos: Interesado, padre, madre o tutor legal.
Categorías: Cualquiera de las categorías especiales de datos indicadas en nuestra política de privacidad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en el apartado política de privacidad de la web www.psonrie.com.

Top